ESTRASBURGO. LAS ESPADAS SIGUEN EN ALTO. José Antonio Fernández

José Antonio Fernández

Fuente: Moceop

Tras el juicio celebrado el día 30 de enero en la Corte Europea de los Derechos Humanos, la espadas siguen en alto

Los planteamientos de las partes mantienen sus puntos de vista ante el despido de José Antonio, cura casado, padre de cinco hijos, y profesor de Religión Católica. Para la Conferencia Episcopal Española el despido fue justo aduciendo motivos de escándalo.

Ya que hizo pública su situación de cura casado y perteneciente al Movimiento Pro Celibato Opcional.

Esta es una Asociación Internacional de Curas Casados y él asistió a una reunión convocada por esta asociación. La jerarquía española justifica su posición al afirmar que José Antonio llamó a los periodistas para hacerse la foto y hacer publicidad voluntariamente de su situación de cura casado. Debido a esto el Obispo de la diócesis, por respeto a algunos padres que se verían contrariados al conocer la situación de José Antonio, decidió no nombrarle como profesor para el año siguiente.

Ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos José Antonio vuelve a mantener su convicción ante la evidencia de los hechos ocurridos:

• En principio, no pertenecía al Moceop (Movimiento Pro Celibato Opcional) pero asistió a la reunión porque le invitaron sus amigos, también curas casados. Conviene sabe este Movimiento es una corriente de pensamiento dentro de la Iglesia Católica, como otros. (Opus, Kikos, Comunión y Liberación, Guerrilleros de Cristo Rey, Justicia y Paz, Somos Iglesia,…)

• La fotografía no fue un posado voluntario para hacer publicidad. Fue una instantánea de un periodista desconocido y que después utilizó sin mi consentimiento, invadiendo mi intimidad y la de mis hijos menores de edad.

• Yo tuve conocimiento de esta publicación por un alumno de 2º de ESO, que días después, me interrumpió en clase para decirme: “es Ud. muy importante, he visto su foto en el periódico”. • No hay una sola frase, ni escrita ni hablada, que exprese mis sentimientos ni mis pensamientos. Es verdad que hablaron algunos compañeros sobre temas hoy muy discutidos, pero no es justo que esos temas o ideas me las atribuyan a mí.

• En cuanto a la publicidad de mi condición de cura casado, mis alumnos, sus padres, profesores, Consejo escolar, la Dirección,… conocían mi situación sin que hubiera contrariedad alguna. Por aquellos años, incluso, era presidente de la Federación de Asociaciones de Padres. • Solicitar la Dispensa del Celibato para casarme no es ningún delito. Lo que sí considero un delito es que hayan tardado trece años en concederme esa Dispensa y que la hagan coincidir con el despido de mi trabajo.

Con relación al presente juicio del día 30 de enero me queda un sabor agridulce. Por una parte, • el abogado, Sr. Sanz Gandasegui, que defendía al Estado Español y a la Conferencia Episcopal, hizo su trabajo con moderación defendiendo los acuerdos de la Santa Sede y el Gobierno Español. Al mismo tiempo defendía que el asunto de nombrar o destituir a los profesores de religión es algo exclusivo de los obispos.

• Nuestros abogados, JL. Mazón y Encarnación Martínez, presentaron su defensa analizando las contradicciones de la sentencia del pasado mes de mayo y apoyándose en los votos particulares del Magistrado Saiz Arnaiz de Estrasburgo y los dos, mas el Ministerio Fiscal, del Tribunal Constitucional Español.

• Del juicio me queda buena impresión al comprobar el interés mostrado por los magistrados con sus abundantes preguntas a los abogados sobre:  si la Iglesia paga o no parte del sueldo a sus profesores;

 si el Estado tiene algún control cuando la Iglesia despide a un profesor por violación de Derechos Fundamentales y si comprueba su valoración pedagógica;

 porqué el demandante renunció a su condición de cura. José Antonio respondió que también casado podía seguir sirviendo en la pastoral de la Iglesia. Renunció al ejercicio del ministerio, pero no a la Pastoral en una Iglesia que es profética;

 porqué hay que concluir que en la foto aceptó su publicidad;  si la decisión de no renovarle el contrato el castigo iba contra José Antonio o contra el Moceop;

 si ejerció de sacerdote antes de recibir la dispensa y contestó que a partir de la Solicitud de la Dispensa se consideró como un laico más y dejó el mundo clerical;

 porqué tardaron trece años para concederle la dispensa;  porqué cada año se renovaban los contratos; qué condiciones se exigían para ser profesor de religión; qué es escándalo;  si la Dispensa se le concedió después de aparecer la foto y si no había escándalo si no tenía Dispensa;

 Cual es el motivo de escándalo, ¿asistir a la reunión o hacer declaraciones contra la Iglesia? …

Por otra parte, el sabor amargo, me viene al considerar a nuestra sociedad enferma que premia con frecuencia a los pícaros, a los hipócritas, a los que acumulan grandes fortunas con detrimento de las personas; que hace la vista gorda ante la corrupción tanto política como económica o jurídica.

En este momento aceptaré con paz cualquier solución que den los jueces en Estrasburgo. He hecho cuanto se me ha permitido hacer según la ley. He luchado para defender cuanto considero que verdad. Ahora solo estoy en manos de los jueces y respetaré sus decisiones.

José Antonio Fernández M.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s