Arzobispo Agrelo, progresista: “Nos hace mucho daño que se asocie a la Iglesia con el PP. Dios es de izquierdas”

La nueva etapa de la Iglesia católica -con el Papa Francisco intentando el gran cambio que no acaba de conseguir- está lleno de numerosas contradicciones, por lo demás lógicas, atendidas las circunstancias no precisamente favorables a recuperar lo mejor de Juan XXIII. Pronto se cumplirá el primer año del mandato de Francisco. En los años sesenta los sectores reaccionarios hundieron el aperturismo del Concilio Vaticano II.

Gesto hasta ahora imposible
Hoy, sin embargo, se ha producido un gesto hasta ahora imposible. Sobre todo, si todavía el Sumo Pontífice hubiera sido Juan Pablo II. O bien Benedicto XVI, otro conservador al que se le proyecta a la opinión pública como un extraordinario intelectual, lo que no parece en absoluto que lo sea leyendo sus escritos y sus sermones. Sí fue un severo censor que impidió la legalización de la Teología de la Liberación y cualquier otra herejía, según Ratzinger.

Murieron defendiendo a los más pobres
El cardenal Leolandro Sandri -argentino como Francisco- ha anunciado esta mañana que el obispo Romero, asesinado por defender a los más pobres en El Salvador mientras celebraba una misa, será por fin canonizado. También lo serán el cardenal Enrique Angelelli, argentino y el cardenal Juan Jesús Posados Ocampo, mexicano, muertos por órdenes de los más ricos, irritados brutalmente porque una parte de la cúpula católica protegía a los más pobres.

Juan Pablo II
La santidad de los tres mártires fue olvidada deliberadamente por los papas anteriores, como fue el caso de Juan Pablo II. Pero el citado cardenal Sandri quiso, asustado, rebajar la victoria de los tres eclesiásticos matados vilmente por los opulones del Evangelio. Véase cómo le temblaban las manos leyendo lo siguiente: “Queremos conmemorar a tres pastores concretos, desde luego sin anticiparme al Juicio de la Iglesia y sin dar a las palabras “martirio” y “mártir” una significación canónica y teológica, y evitando cualquier interpretación política”.

El portavoz de Benedicto
Entre tanto, el portavoz de Francisco, el jesuita Lombardi, que también fue portavoz de Benedicto XVI, declaró a Catalunya Ràdio que la Iglesia “ha hecho más que otras instituciones para luchar contra la pederastia”, lo cual está dicho contra la ONU, que ha acusado a los mandamases del catolicismo de mirar hacia otro lado en el tenebroso y perverso ejercicio de abusar de niños y niñas. Lombardi ha insistido en que las mujeres no lograrán nunca ser sacerdotisas.

¿Por qué vetar a las mujeres del sacerdocio?
Y, naturalmente, lo dijo sin argumentar con solvencia el porqué de vetar a las mujeres. Además señaló el portavoz que los homosexuales eran una asignatura menor. “Hay otras cosas más fundamentales para la familia que la homosexualidad”. En fin, que en estos asuntos todo sigue en la Iglesia lamentablemente igual.

Opusino ministro Interior
La voz del arzobispo de Tánger, el franciscano Santiago Agrelo, ha vuelto hoy a escucharse por toda España, después de su gran homilía defendiendo a los inmigrantes que murieron tratando de llegar a Ceuta. No disculpó a la Benemérita y tampoco al poder político. Es decir, el Gobierno de Mariano Rajoy y del ministro del Interior el opusino Fernández Díaz. Esto ha dicho el arzobispo claro y de fácil comprensión: “Nos hace mucho daño que se asocie a la Iglesia con el PP. Dios es de izquierdas”. ¡Chapeau Agrelo otra vez…!

Enric Sopena ENRIC SOPENA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s