CUARESMA. LA GRAN TENTACION DE LA IGLESIA: EL PODER Y EL DINERO. Juan Cejudo, miembro de MOCEOP y de Comunidades Cristianas Populares

Papa Francisco3

Fuente: El Blog de Juan Cejudo

Jesús sufrió las tentaciones del materialismo, del poder y del poseer todos los bienes del Mundo ( “dile a esta piedra que se convierta en pan”; “si te arrodillas delante de mí, te daré todos los reinos del mundo”; “tírate de aquí abajo que los ángeles te sostendrán para que no tropieces con las piedras”). Jesús vence la tentación y seguirá fiel a la voluntad de su Padre.

Pienso que la Iglesia ( me refiero a la Iglesia jerárquica, a sus máximos responsables) han sucumbido a las tentaciones del poder, el materialismo, y el poseer los bienes de este mundo.

La Iglesia no es pobre. Tiene demasiados bienes de los que debería despojarse para ser como Jesús. El Vaticano, los nuncios que son personajes diplomáticos para codearse con los poderosos y los jefes de estado, las incalculables posesiones que tiene la Iglesia en todo el Mundo. La cantidad de objetos de valor que posee. Las muchas posesiones en tierras, fincas y pisos, naves, parcelas…muchísimas de ellas que ni siquiera están en uso…Y no paga el IBI por ellos, ni siquiera de los muchísimos que no están dedicados al culto…

Con el hambre y la miseria que hay en el Mundo ¿no debería desprenderse la Iglesia de todo eso? Pienso en los bienes de la Iglesia en España…No hemos visto ningún gesto de nuestros obispos de desprenderse de ellos ni de ponerlos al servicio de los que lo necesitan. Sólo el gesto aislado del obispo de Lérida que ha cedido parte del Seminario que no estaba siendo utilizado, para los desahuciados. ¿No debería ser normal ese tipo de gestos en nuestros obispos? Hay hoy en España demasiada gente pasándolo muy mal, desesperados, angustiados…Muchísimos incluso se suicidan.

En mi ciudad, el Seminario está casi vacío. Si acaso hay 11 seminaristas cuando allí hemos llegado a estar hasta 150….¡con el problemazo de vivienda que tenemos! A pesar de que se le escribió una carta al obispo con cerca de 200 firmas pidiendo que lo cediera, no hemos tenido ningún resultado positivo. Sólo excusas y evasivas.

Y éso que el nuevo Papa lo está diciendo muy claro que hay que poner los seminarios y casas de religiosos al servicio de los que lo necesitan. Que “quiere una iglesia pobre para los pobres”

Creo que el afanarse por poseer bienes no es evangélico. La Iglesia ha cedido a la tentación y se justifica con mil argumentos para no dejar los muchos bienes que posee y ponerlos al servicio de los hermanos que lo pasan muy mal.

Se han olvidado de ese Jesús que debería ser su referencia cuando decía: “No llevéis dos túnicas, ni sandalias, ni alforjas…”. Ese Jesús que nació pobre, vivió pobre y murió pobre en una cruz sin nada.

Sé que ese mensaje es para todos los cristianos. También para todos nosotros. Pero pienso que quienes tienen más responsabilidades están más llamados a dar ejemplo a todos y a tomar decisiones que pueden parecer “poco prudentes o poco realistas”, pero muy llenas de sentido evangélico.

En un carta reciente del teólogo González Faus al papa, le decía que impulsara la venta de objetos valiosos de la Iglesia para ayudar a los millones de personas afectadas por la crisis: la custodia de la catedral de Toledo, las joyas de la corona de la Virgen del Pilar, la Sagrada Familia de Barcelona, el cáliz de la cena de Valencia (http://blogs.periodistadigital.com/miradas-cristianas.php/2014/03/06/a-francisco-obispo-de-roma).

Yo creo que debería ir más allá, desprendiéndose de innumerables fincas ( al menos pagando el IBI mientras las posea), para llegar a vivir de un modo pobre, sin bienes. Ya sé que los “bienpensantes” y personas “maduras” verán estas opiniones como poco realistas y utópicas. Yo pienso que Jesús también lo fue. Posiblemente, si hubiera sido “bienpensante y realista” no hubiera muerto desnudo, en una cruz, sin nada.Ni hubiera muerto con poco más de 30 años.

La Iglesia no debe caer en la gran tentación del dinero y de la posesión de bienes. Y si cayó en ella, debe rectificar y actuar de modo evangélico. Volver a sus orígenes. Como lo hace Francisco que está dando ejemplo a todos de sencillez, austeridad y estilo de vida sin ostentación de ningún tipo..

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s