ME DUELE EL SILENCIO CÓMPLICE DE LOS OBISPOS ESPAÑOLES SOBRE EL GENOCIDIO ISRAELÍ CONTRA EL PUEBLO PALESTINO. Juan Cejudo, miembro de MOCEOP y de Comunidades Cristianas Populares

obispos
Fuente: El Blog de Juan Cejudo
Lo que está pasando en Gaza es terrible: más de 1.700 palestinos muertos y cerca de 10.000 heridos. Centenares de miles, los desplazados. Miles de viviendas destruidas, bombardeos de escuelas, mercados, que dejan centenares de niños muertos. Hoy mismo han matado a 10 niños en el bombardeo de una escuela. También, en estos días de conflicto, han muerto algunos, muy pocos, israelitas.

Como cristiano me pregunto: ¿Dónde está la voz profética de nuestros obispos? Ellos, tan preocupados por la vida del nasciturus, tan sensibles por los temas de aborto que consideran un asesinato y que continuamente lo están denunciando porque atenta contra la vida humana, don sagrado…¿Ahora no hablan? ¿No les preocupa la muerte de estos inocentes? ¿Por qué no dicen nada ?
Israel ha invadido-una vez más- Palestina con su tanques. Ha incumplido siempre las resoluciones de Naciones Unidas.

EEUU y Europa, como siempre, al lado de Israel, haga lo que haga. Las escenas de niños muertos, destrozados por las bombas y metrallas, han dado la vuelta al mundo provocando la indignación mundial. Muchos países han retirado los embajadores de Israel o incluso han roto sus relaciones políticas.

No lo entiendo. No se puede estar callado ante estos crímenes que todo el mundo está denunciando, desde el Secretario General de la ONU, hasta el mismo Papa Francisco que ha dicho: “¡Por favor, paren. Se lo digo con todo mi corazón: es momento de parar. ¡Paren, por favor!

¿Por qué este silencio de los máximos responsables de la Iglesia en España? Les da igual el sufrimiento y la muerte de miles de personas humanas, un gran porcentaje, de niños?

Desde aquí mi disconformidad con esa pasividad y silencio de nuestros obispos. Siento ganas de gritar: ” No nos representan”. Somos muchísimos los cristianos que estamos participando activamente en manifestaciones contra este genocidio.

Y es que la violencia, la muerte de seres inocentes, la destrucción del débil por parte del poderoso, no puede ser compatible con el mensaje de Jesús.

Señores obispos: sean valientes. No intenten tener una postura diplomática, política, a favor de los gobiernos que apoyan este genocidio. Pónganse del lado de la verdad. Denuncien la crueldad, el abuso de la fuerza que siembra la muerte y la destrucción especialmente de los más débiles.

Tengan un poco de sensibilidad como la tiene el Papa Francisco.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s