JUEVES SANTO: JESÚS DE NAZARET VIVIÓ UNA VIDA DE ENTREGA Y SERVICIO TOTAL, HASTA LA MUERTE. Juan Cejudo, miembro de MOCEOP y de Comunidades Cristianas Populares

Fuente: El Blog de Juan Cejudo
Jueves Santo. Celebramos este día el día del amor fraterno. Jesús vive toda su vida en esta actitud de servicio a los demás, especialmente a los más desfavorecidos: pobres, prostitutas, enfermos de todo tipo: tullidos, moribundos, endemoniados, paralíticos, leprosos…Sus gestos y su mensaje son liberadores. Jesús no quiere el sufrimiento de nadie.

Y el Evangelio de este día nos narra a Jesús, celebrando una cena de despedida con sus discípulos (también mujeres, no sólo con los 12), que lava los pies a sus discípulos ante la extrañeza de Pedro. “Lo que yo he hecho hoy con vosotros debéis hacerlo también vosotros unos a los otros”

Su mensaje es un mensaje de fraternidad, de apoyo y ayuda mutua, de ser serviciales unos con los otros… Hay que tener empatía con el que sufre, ponerse en su lugar para comprenderlo y ayudarlo en lo que podamos.

Por eso un cristiano, como cualquier persona de bien, no puede estar a favor de las guerras, de las injusticias, del egoísmo, del afán del dinero, de cerrar los ojos a los que sufren, ni de la corrupción y la mentira…

Muchos problemas tenemos hoy en nuestro mundo, a nivel global y también a nivel local y cerca de nosotros que impiden que exista en la práctica este amor fraterno.

La actual guerra en Siria donde han muerto ya unas 450.000 personas y más de 11 millones de desplazados internos y externos.

La hambruna está declarada en África donde cerca de 20 millones de personas están amenazadas de morir de hambre porque la comunidad internacional no está haciendo nada por solucionarlo

El paro endémico provocado por un sistema económico que sólo busca el bien de unos pocos contra la mayoría…Problemas de vivienda: desahucios, personas sin techo… La situación de inmigrantes y refugiados… Podemos verlo a nivel global, pero también cerca de nosotros en nuestra misma ciudad.

Por desgracia la Iglesia en muchos sitios no sigue los preceptos del Maestro para que todas las personas puedan vivir con dignidad. Aunque Francisco está ahí marcando el camino, con hechos y con palabras, para compartir con quienes no tienen nada o tienen muchas carencias, muchos obispos y sacerdotes no le siguen en el ejemplo como debieran y no comparten sus bienes con quienes tienen tantos problemas y sufren tanto.

La Iglesia, los obispos, tienen que apoyar a Francisco y no dejarlo sólo. Tienen que poner sus muchos bienes: pisos, fincas etc… al servicio de los que lo pasan mal y no pretender negociar con ellos para buscar dinero.

Cada uno de nosotros debemos esforzarnos más por ser más solidarios con quienes sufren: los sin techo, los inmigrantes, los refugiados, las personas con serios problemas de vivienda y con mayores enfermos y viviendo en soledad…También con quienes tenemos más cerca en nuestra vida concreta: familia, compañeros de trabajo, de estudios, vecinos…

Este es el mensaje de hoy de este Jueves Santo.

Mientras muchos estarán pendientes de las mantillas, las bandas de música, las flores y el oro y la plata que llevan los cristos y las vírgenes…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s