El estilo de vida de Jesús. Benjamín Forcano

Fuente: Redes Cristianas
Se ha cumplido el plazo, ya llega el reinado de Dios. Enmendáos y creed en la BUENA NOTICIA
La vida de Jesús comienza con el bautismo en el Jordán, en el sentido de que está dispuesto a una entrega total para el bien de la humanidad, sacando a los hombres de la situación de injusticia y opresión, aunque para lograrlo tenga que perder la propia vida. El compromiso que ahí toma es el de crear una sociedad nueva, basada en unas relaciones de justicia y amor; una sociedad alternativa, consciente de que tendrá tentaciones y poderes que intentarán impedírselo. El cuenta con esa oposición, pero sabrá superarla a base de una opción personal libre y responsable, que le llevará a no separar nunca su fidelidad a Dios de su entrega a los hombres y a vencer todo afán de dominar a los demás.

La nueva realidad, la causa, que Jesús predica y para la que vive, es el reino de Dios, que hace posible una sociedad nueva, basada en la justicia y en el amor, digna del hombre. Es su Buena Noticia.
Jesús anuncia su Buena Nueva en su sociedad, en medio de la situación política existente y dentro de la instituciones judías: Sanedrín, templo, sacerdocio, sinagoga, ley, letrados, sábado, ideologías… Y en un tiempo en que era enorme la expectativa de la llegada del reino de Dios, que sería inaugurado por el Mesías. Todos esperaban ese reinado desde diversas visiones y actitudes. Todos lo esperaban y coincidían en lo mismo: el reinado de Dios sería el régimen teocrático de Israel, con eliminación del poder romano y con su posterior dominio a través de las instituciones tradicionales: Monarquía, ley, Templo.
Amar a Dios y al prójimo como a uno mismo es estar dentro del Reino de Dios
Y ahí en esa sociedad, y en ese tiempo, aparece Jesús:

. Marcos 1,14
“Cuando detuvieron a Juan, Jesús se fue a Galilea a pregonar de parte de Dios la buena noticia: Se ha cumplido el plazo, ya llega el reinado de Dios. Enmendáos y creed en la buena noticia.
.Otras palabras de Jesús que revelan su causa
El primer mandamiento nos enseña amar a Dios con todo el corazón y el segundo amar al prójimo como a uno mismo. Quien esto hace, está dentro del reino de Dios (Mt 12, 29-34).
– Vosotros estáis ya en el secreto de lo que es el reinado de Dios, pues sabéis que la simiente del mensaje no da cosecha si no encuentra una tierra buena que lo escuche y lo acepte. El que cumple la voluntad de Dios, ese es hermano mío y hermana y madre (Lc 4, 1-34).

– El que pierda su vida por mi y por la buena noticia, la salvará. Porque, ¿de qué le sirve a uno ganar el mundo entero, si malogra su vida? (Mr 8, 34-38).
– El que entre vosotros quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos (Mr 9, 33-37).
Jesús de Nazaret traicionado y condenado
¿A quién puede extrañar que Jesús acabara siendo crucificado? Justo en la capital de Jerusalén, a la vista de los más altos dirigentes religiosos, sabiéndose vigilado por el poder romano, enseña y actúa como un hombre libre y enseña a ser libre y liberarse de todas las opresiones creadas por los hombres. Esa libertad le lleva a revolucionar la imagen que de Dios proyectan los guías religiosos de Israel.

Seguir leyendo

Publicado en Artículo | Deja un comentario

Los símbolos del obispo-poeta, Pedro Casaldáliga. José Manuel Vidal

Fuente: Religión Digital- Redes Cristianas
Su casa, de tejado de uralita, no se distingue de las demás en nada
Su catedral es una sencilla iglesia, con el mural de la liberación de Maximino Cerezo
(Sao Felix do Araguaia).- Como buen poeta y artista consumado, Don Pedro Casaldáliga vive rodeado de símbolos. Sencillos, pobres y austeros, como él, pero siempre bellos. Desde su casa, repleta de recuerdos, a su catedral, decorada por Cerezo, pasando por su capilla o sus objetos más cotidianos.

Este obispo siempre vivió como su gente. De hecho, no quiso tener nevera, cocina de gas o teléfono hasta que no lo tuvieron la mayoría de sus fieles. Y por supuesto, nada de palacio. Su casa, en el número 1310 de la Avenida Governador José Fragelli de Sao Felix no se distingue de las demás. Rectangular, con un tejado a dos aguas cubierto de uralita, revocada y pintada de color ocre y con un pequeño porche adosado.

Delante de la casa, un trocito de césped, con un cactus, varias plantas de aloe-vera, un arbusto, una enredadera y un viejo tronco seco y quemado, recuerdo de las famosas quemas de campos, para desforestar la selva, que siguen llenando el cielo de nubes en este época del año.

En el pequeño porche de entrada, tres macetas con plantas tropicales. Desde hace años, a la casa no se entra por la entrada principal, que solo la abre para ventilarla Doña Diolice, la señora que cuida de la casa y de la cocina de Pedro. Su segunda madre, que le mima tanto, que hasta aprendió a hacer tortilla española para su obispo.

La entrada es por la parte lateral y da directamente a la cocina. El interior de la casa no tiene techo. Se ven las uralitas viejas y humedecidas, y el ladrillo sin revocar. Las paredes se alegran con los cuadros y recuerdos del obispo, colgados por todas partes, excepto en el rincón reservado a la cocina grande de butano.

Hay dos estanterías, para colocar los perolos y los platos de duralex, y un mantel de cuadros blancos y azules colgado en una pared, con bolsillitos, para colocar la cubertería. Una mesita para los cántaros del agua y otra, para los desayunos, con taburetes.

A la derecha de la puerta de entrada a la cocina, una mesita para el teléfono. A su lado, una foto de una mujer joven y guapa con un niño en brazos y la clásica cerámica con una frase: “Al entrar, Dios te bendiga. Al salir, Dios te acompañe”. Y, en la puerta que da al patio, un cartel con la foto del Papa y una de sus frases: “Ninguna familia sin casa, ningún campesino sin tierra, ningún trabajador sin derechos”. Los viejos lemas de Casaldáliga ahora retomados por el propio Papa de Roma.

Seguir leyendo

Publicado en Artículo | Deja un comentario

Las tres preocupaciones principales de Jesús. José M. Castillo, teólogo

Fuente: Teología sin censura- Redes Cristianas
En el informe, que José M. Vidal ha publicado en RD sobre una misa en la capilla de Sao Felix do Araguala (Mato Grosso. Brasil), el vicario general de la diócesis de Casaldáliga, Félix Valenzuela, recordó en la homilía que las tres preocupaciones principales de Jesús fueron la salud de los enfermos, la alimentación de los hambrientos y las buenas relaciones interpersonales.
Sobre estas tres preocupaciones de Jesús, que analicé ampliamente en mi libro “La humanización de Dios” (Trotta, 2009), quiero explicar algunas cosas que me parecen importantes.

Es verdad que Mc 1, 14 resume la misión de Jesús en el anuncio de la cercanía del “Reino de Dios”, la “conversión” y la “fe”. Pero lo que importa es precisar cómo realizó Jesús esta misión. No fundó una religión, ni construyó un templo, ni organizó un clero con sus rituales, ceremonias y normas sagradas. Además, se comportó con tal libertad respecto a todo eso, que en seguida entró en conflicto precisamente con los “hombres de la religión”. Un conflicto que le llevó a la muerte. ¿Por qué? Porque, para Jesús, más importante que el sometimiento a la religión, es la salud, la vida, la dignidad, la libertad y la felicidad de las personas. Esto es lo que destacan los sumarios, que presentan los evangelios, de lo que fue la actividad de Jesús (Mt 4, 23-24; 9, 35; cf. 8, 1. 16; 12, 15 s; 14, 35; 19, 21 y par.). Estos sumarios no son una exposición histórico-biográfica de lo que hizo Jesús. Son más bien un “cuadro general” de lo que después se particulariza en los relatos de la actividad de Jesús (U. Luz). La actividad que le llevó a la muerte. Porque la religión establecida no soportó el Evangelio. Es lo que viene a decir el evangelio de Juan cuando relata el juicio del Sanedrín y su sentencia de muerte. Precisamente porque Jesús le devolvió la vida al difunto Lázaro, lo que – a juicio de los profesionales de la religión – les ponía en grave peligro a los dirigentes del templo y al templo mismo (Jn 11, 47-53).

Todo esto no quiere decir que Jesús le concediera más importancia a lo humano que a lo divino. Lo que nos dice es que las religiones se organizan de manera que, con demasiada frecuencia, el argumento de la búsqueda de Dios se gestiona de forma que en realidad lo que se consigue es “poder”, “dinero” y “privilegios”. Esto es lo que el Evangelio de Jesús no soporta.

Pero lo que sucedió es que, con el paso del tiempo, la religión no tardó en sobreponerse al Evangelio. No es posible, en el reducido espacio de este artículo, analizar cómo y por qué se produjo esta marginación del Evangelio. Lo que pretendo destacar es que – a mi modo de ver – la cristología y la eclesiología se tienen que replantear con urgencia. Para que sea posible analizar e interpretar la “religión” desde el “Evangelio” y no el “Evangelio” desde la “religión”, que es lo que (sin darnos cuenta) estamos haciendo, con demasiada frecuencia. Porque, si seguimos como estamos, seguiremos teniendo una teología, una Iglesia, una liturgia, una espiritualidad y una ética que, con el Evangelio en las manos, justifican y gestionan (“sagradamente”) las ambiciones más bajas y que más daño causan a los simples mortales, que no disponen de otra cosa que su limitada humanidad. Y el colmo del disparate será continuar con lo que estamos haciendo. Y además con la conciencia del “deber cumplido”. Así, no vamos a ninguna parte.

Publicado en Artículo | Deja un comentario

La alternativa de Jesús, en su sociedad y en la nuestra. Benjamín Forcano

Fuente: Redes Cristianas
“Ted doy gracias, Padre, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos”
En primer lugar, la lectura del Evangelio Mateo (11, 25-30) requiere ser colocada y entendida desde la sociedad de Jesús, (hace más de 2000 años) y en segundo lugar escucharla y entenderla desde la sociedad de hoy.
Desde la sociedad de Jesús
Jesús ve que su sociedad está configurada por una doble clase de ciudadanos, que creen haber sido creados por Dios y depender de El.

-UNOS que son tenidos como “sabios y entendidos”, intérpretes oficiales de la Ley, -detallada en más de 300 preceptos y en más de 5000 prescripciones-, que son los encargados de hacer cumplir esa ley con rigor, y excluir como malditos a los que no la cumplen.

-OTROS, la mayoría de los ciudadanos, gente sencilla, con mediano o poco conocimiento de esa Ley, que tienen que seguir la enseñanza trazada por los “sabios y entendidos” , si queren gozar del favor de Dios.

-JESUS, sabio libre y profeta, alza su voz y sin ambigüedad proclama que las cosas no son así. La enseñanza que él trae, la recibe de Dios mismo ( Todo me lo ha entregado el Padre, nadie conoce al Padre sino el hijo), su enseñanza no coincide con las de los rabinos y maestros de Israel, estos demuestran que la ignoran y, por ello, les permanece escondida.

Paradójicamente, Jesús afirma que la gente corriente y sencilla, los por ellos considerados ineptos , descarriados o malditos, son los que están dispuestos a entender con naturalidad la enseñanza de Jesús.

Jesús expone la vedad de tal maqnera, que no deja a nadie neutral: de los que lo escuchan, unos preguntan, otros desconfían, otros los juzgan severamente y lo condenan y otros, los sencillos, lo admiten con naturalidad. Son estos a los que se les revela la verdad de Dios y la captan.

Si atendemos al obrar y hablar de Jesús, su figura emerge como la de un profeta que desenmascara la altanería, la crueldad y la hipocresía de los “sabios y entendidos”, pues son ellos los que no hacen ni dejan hacer, cierran la puertas a los que buscan con lealtad, imponen obligaciones enojosas, se convierten en guías ciegos , que angustian a la gente con la carga de leyes y más leyes que no concuerdan con la voluntad de Dios.
Esa es una carga innecesaria e insoportable; un yugo que produce agobio y cansancio.

Su enseñanza va por otro camino, por otra forma más natural de llegar y tratar a Dios, resultando un yugo, pero s llevadero y ligero y que produce descanso.

Es esta, una sociedad, enfrentada y dividida por la religión, por la religión tal como la presentan los guías de su pueblo y de la que ellos se creen únicos poseedores y válidos intérpretes.

Seguir leyendo

Publicado en Artículo | Deja un comentario

De la recesión económica a la depresión psicológica. Leonardo Boff

Fuente: Redes Cristianas
Estamos en una situación generalizada de crisis sobrepuestas unas a otras y en un ambiente de caos.
Los conceptos de crisis y de caos pueden ayudarnos a entender nuestra realidad contradictoria. Para ilustrar la crisis se usa la palabra china, que está compuesta por dos caracteres: uno expresa riesgo y el otro oportunidad. Efectivamente la crisis contiene el riesgo de desmontar un orden hasta degenerar en la barbarie, pero también puede representar la oportunidad de refundar un nuevo orden. Yo personalmente prefiero el origen filológico de crisis en el sanscrito: se deriva de la palabra kir o kri, que en sanscrito significa limpiar y purificar. De ahí viene la expresión acrisolar: limpiar todo lo que es accidental hasta que aparece lo esencial. Y crisol, recipiente que purifica el oro de las gangas. Las palabras en el chino y en el sanscrito son diferentes, pero el significado es el mismo.

Algo parecido ocurre con el caos según la cosmología contemporánea. Por un lado, es destructivo de un orden dado y por otro es constructor de un nuevo orden diferente. Del caos, nos dice Ilya Prigogine, Nobel de química (1977), nos vino la vida.

Aplicando estos sentidos a nuestra situación, podemos decir que la crisis generalizada y el caos dominante pueden, si no sabemos manejar su energía destructiva, degenerar en barbarie, y si aprovechamos la positiva, alumbrar una nueva configuración social de Brasil.

En el momento actual tenemos la oportunidad de cerrar el ciclo de un tipo de política que nos viene desde la colonia, basado en la conciliación entre sí de las clases acomodadas y siempre de espaldas al pueblo, hoy actualizada por un presidencialismo de coalición. Parece que este modelo de hacer política y de organizar el Estado, controlado por estas clases, que implica grandes negocios turbios y mucha corrupción, ya no puede seguir adelante. Es demasiado destructivo. Lava-Jato ha tenido el mérito de desenmascarar este mecanismo perverso y anti-social. Ojalá surja la posibilidad de una construcción social nueva.

Sin embargo, estas clases dieron el golpe parlamentario interesadas en prolongar este orden que garantizaría sus privilegios, con el propósito de desmantelar los avances sociales de las clases populares emergentes y de alinearse con la lógica del Gran Capital a escala mundial, hegemonizado por Estados Unidos.

Como observó Márcio Pochmann, uno de los mejores analistas de las desigualdades sociales y de la riqueza y pobreza del país, “la élite brasilera escogió el lado equivocado” (El golpe y la traición de las élites: http://www.redebrasilatual.com.br/blogs/blog-na-rede/2017/05/traicao-das-elites).

En vez de asociarse a lo nuevo, a un nuevo arreglo político, económico y social, a la mayor iniciativa de desarrollo multilateral desde el final de la Segunda Guerra Mundial, iniciada en Eurasia, que propone una globalización inclusiva en la que nosotros a través del BRICS estábamos incluidos, escogió la alineación tardía con las fuerzas que detentan la hegemonía mundial bajo la regencia de Estados Unidos. El presupuesto de esta nueva iniciativa de Eurasia está estimado en 26 billones de dólares hasta el año 2030, e incluye a otras 65 naciones, que corresponden a casi 2/3 de la población mundial. Se crean oportunidades de desarrollo, comenzando por los países más necesitados. Aquí podríamos estar y no estamos por causa de nuestra ineptitud y nuestra subordinación.

Ese proyecto apunta hacia un nuevo orden mundial, una especie de keynesianismo global, innovador, con una posible mayor igualdad y justicia social, respetando la soberanía de las naciones.

El grupo en torno a Temer optó por el viejo sistema militarista e imperial cuya seguridad reside en bases militares distribuidas por todo el mundo. Están entre nosotros en Argentina, en Paraguay, en Chile, en Perú, en Colombia y también en Brasil a través de la cesión de la base de Alcántara en el estado de Maranhão.

Seguir leyendo

Publicado en Artículo | Deja un comentario

Julio Pinillos y Ramón Alario, del Movimiento Pro-celibato Opcional: “Lo que estamos reivindicando es otra manera de ser Iglesia, donde todos tengan un protagonismo”. José Manuel Vidal

Fuente: Religión Digital/Redes Cristianas
“Hay demasiado temor en la jerarquía al celibato opcional”, denuncian
“Es tan rico el celibato como el matrimonio”. Con esta premisa -modesta, pero impecable en su lógica- Julio Pinillos y Ramón Alario, piedras angulares de varios movimientos de curas casados, han emprendido toda una vida de lucha por que haya en la Iglesia “una libertad plena para que cada comunidad busque su camino y sea respetada”. Por que existan, en otras palabras, otros modelos de ser Iglesia: modelos de los que hablaron en esta entrevista con RD.

Hoy tenemos el placer de presentarles a dos viejos luchadores, dos líderes, yo diría, incombustibles. Militantes que llevan muchos años luchando por una causa noble y justa. Son Julio Pinillos y Ramón Alario.

Los dos, casi fundadores del Movimiento Pro-celibato Opcional (Moceop), y del Movimiento Internacional de Curas Casados. Hoy, vamos a centrar nuestra charla en el Movimiento Internacional de Curas Casados para ver cómo ha ido evolucionando, dónde estáis, qué hacéis, qué queréis y cómo os planteáis el futuro.

R.- Es muy importante centrar históricamente esta situación. Hay quien que puede pensar que esto de los curas casados es una cosa organizada desde no-se-sabe-dónde.

El movimiento arranca desde la etapa posterior al Vaticano II, cuando vamos captando que se dan un montón de situaciones de curas que se cuestionan el celibato, su situación y su integración en las comunidades.

Se produce una hemorragia tremenda: se calcula que en el último tercio del siglo XX dejan el ministerio, a nivel mundial, unos cien mil curas. Lo cual significa, en muchos de los países, una proporción de uno a tres, o uno de cada cuatro, según los sitios.

¿Y en España, en concreto?

R.- Hemos calculado siempre que en torno a uno de cada cuatro.

J.- 7.000 más o menos.

R.- Sí, unos 7.000-8.000. Estamos hablando solamente de curas, no de religiosas. Estas cifras hacen que nos cuestionemos si esto es algo que va mucho más allá de lo que son problemas personales.

Yo comentaba, ya en el año 93, en una pequeña ponencia que hicimos en el Congreso de Alcobendas, que era bastante difícil de entender cómo una institución era capaz de asimilar, sin que pasara nada, que un tercio o una cuarta parte de un personal especializado, dedicado por vida, abandonara la institución.

Después de haberlo formado y de la inversión que esto supone.

R.- Y de saber su valía. Pasaban los años, un montón, y la institución no se planteaba nada. Desde siempre, nosotros hemos partido de que (más allá de problemas personales que cada cual los ha vivido de una manera), estábamos convencidos de que se trataba de un problema de fondo.

Se trataba de un problema eclesial, porque el cura que decide dejar el ministerio, con o sin papeles, ha roto con una vida anterior, al menos en cuanto a dedicación, y se forja una nueva vida. Arranca por otro camino. Pero, ¿qué le pasa a la institución para que esta hemorragia no haya sido abordada de manera seria?

Siempre el recurso, era espiritualista: “hay que pedir a Dios más vocaciones”. Pero, no nos cuestionamos por qué, los que ya han demostrado su valía, se marchan.

Seguir leyendo

Publicado en Artículo | Deja un comentario

MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO AL G-20. Juan Cejudo

Fuente: El Blog de Juan Cejudo
Aunque Francisco no fue invitado a esa reunión de los principales países, sí que aprovechó la ocasión para enviar un mensaje a la anfitriona Ángela Mérkel.
Entre sus principales frases, me quedo con éstas:
“Hay que dar prioridad a los pobres, los refugiados, los que sufren, los desplazados y excluidos y hay que rechazar los conflictos armados”.
Hizo un llamamiento a los líderes mundiales para que centren su atención en la trágica situación que se vive en Sudán del Sur, la cuenca del lago Chad, en el Cuerno de África y en el Yemen donde 30 millones de personas no tienen comida ni agua para sobrevivir.

Les urgió a encontrar soluciones urgentes a estos terribles problemas y ofrecer soluciones inmediatas a estas situaciones que serían la garantía de querer reformar la economía mundial atendiendo a quienes más sufren.

Y yo me digo: estas reflexiones de Francisco ¿sólo sirven para quienes gobiernan los países más poderosos del Mundo?

Un Jefe de Gobierno de cualquier estado ¿no tendría también que dar preferencia en su acción política a quienes más sufren y menos tienen?

Un alcalde de ciudad o de pueblo, ¿no tendría que dar prioridad en su acción política a los que están más olvidados: pobres,. refugiados, excluidos, sin techo, desahuciados, parados, usuarios de servicios sociales…?

Sinceramente, creo que es un mensaje que es válido para cualquier persona que tenga responsabilidad de gobierno.

Siempre diré lo mismo: una madre ¿no se preocuparía antes que nada de los hijos que no tienen nada, antes que hacer gastos superfluos o menos necesarios?

Así, como una madre habría que saber gobernar y emplear los recursos públicos: primero, atender a quienes más lo necesitan , luego, los gastos menos necesarios.

Si se aplicaran estos criterios otro gallo cantaría…

Y este mensaje es también igualmente válido para la Iglesia Católica: desde el Vaticano, obispos, superiores religiosos/as etc…

Publicado en Artículo | Deja un comentario